VALORACIÓN de GuraSOS de la SENTENCIA sobre derecho de participación y de la LECTURA HECHA POR LA DIPUTACIÓN

El Juzgado de lo contencioso-administrativo nº 2 de Donostia ha desestimado el recurso interpuesto por GuraSOS contra el acuerdo de la DFG de 28 de julio que desestimó nuestra petición de realizar un proceso de deliberación participativa sobre la gestión de los residuos que incluyera todas las opciones, es decir también la de no hacer la incineradora. GuraSOS interpuso ese recurso justificando que la decisión de la Diputación suponía un atropello al derecho fundamental de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos (especialmente aquellos relacionados con el medio ambiente).

La sentencia no entra a valorar si la decisión foral se ajusta o no a la ley. Se queda en los aspectos formales, negando que el derecho de participación sea un derecho humano o fundamental y negando su naturaleza política, relegándolo a un mero trámite administrativo. La sentencia no es firme y cabe interponer recurso de apelación ante el TSJPV, lo cual haremos. Es más, la vía jurídica es larga y el último paso es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Nos estamos preparando para ello.

ACLARACIONES PREVIAS

Hemos de aclarar, ante lo publicado por algún medio y lo manifestado por la Diputación que GuraSOS con la vía judicial emprendida lo que pretende es GANAR TIEMPO para poder alcanzar un acuerdo y una solución consensuada. No busca “retrasar” ningún proyecto, sino acelerar esa solución. También busca garantizar el ejercicio de los derechos de información y participación de la ciudadanía.

justicia europaTambién hemos dicho desde el principio que estamos preparados para que el litigio sobre la participación tenga que resolverse ante los Tribunales europeos. Ese es el motivo por el que decidimos recurrir no por la vía ordinaria sino por la vía especial de amparo de derechos fundamentales, pues esta garantiza llegar al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La vía judicial no es el instrumento más importante en nuestra dinámica. Siempre hemos dicho que la última palabra la tendrá la ciudadanía y nadie va a poder impedir que la sociedad se informe, debata y participe. Nadie va a poder impedir el derecho de participación y el derecho a decidir de la sociedad.

 LA ACTUACIÓN DE LA DFG NOS PRODUCE TRISTEZA

Nos entristece observar que la Diputación pretende enfrentar la democracia representativa de los políticos profesionales con la democracia directa cuando debieran ser complementarias.

Relegar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos a un mero trámite administrativo, desconociendo la capacidad de la ciudadanía a hacer política directamente es un paso atrás, es retrógrado y no va con los nuevos tiempos en Europa, ni en el mundo, especialmente en materia de medio ambiente.

Supone, además, un paso atrás y una renuncia a mejorar la calidad democrática de Gipuzkoa. Nos produce tristeza ver a la Diputación dando la espalda a la ciudadanía, renegando de la singularidad foral y del avance democrático que supuso la Norma Foral 1/2010, de 8 de julio sobre participación ciudadana, desconociendo ahora el carácter político de la participación y su naturaleza de derecho fundamental.

La Norma Foral caracteriza claramente el derecho de participación ciudadana regulado por la misma como un auténtico derecho fundamental de participación política directa en asuntos públicos forales. La Norma Foral en su Preámbulo se autocalifica de innovadora y se propugna como instrumento para impulsar “formas directas de participación ciudadana, que complementen las instituciones de la democracia representativa” La Norma señala que está estableciendo “instrumentos y procedimientos específicos de PARTICIPACION DIRECTA de la ciudadanía EN EL SENTIDO MÁS AMPLIO”.

Basta detenerse en la definición del Derecho a la participación contendida en el art. 5.1 de la NF para deducir que efectivamente se trata de una expresión del referido derecho fundamental: “Las personas residentes en el Territorio Histórico de Gipuzkoa, directamente o a través de las correspondientes entidades ciudadanas, tienen el derecho a participar en la gestión de los asuntos públicos .”

Sin embargo la Diputación en el juicio ha defendido lo contrario. Ha negado la posibilidad de que las entidades sean titulares de ese derecho y le ha negado el carácter de político a la participación.

Y nos preguntamos, ¿qué opinan las Juntas Generales que aprobaron esa Norma Foral?JJGG

La Diputación Foral no parece muy dispuesta a abrirse a un debate público sobre la política de la gestión de los residuos pese a que en comparecencia pública de 6 de junio de 2016 se comprometió a hacerlo. En aquella ocasión el Diputado foral de medio ambiente, Sr Asensio, al anunciar el proceso de participación del nuevo PIGRUG 2017-2030 a celebrar entre julio y diciembre de 2016 y del que nada más se supo, quiso subrayar que sería esa “la primera vez que se hace un proceso público de participación en esta materia”

asensio-presentación participación

El vídeo puede verse en http://www.gipuzkoa.tv/es/detalle-video/video/presentacion-del-proceso-de-participacion-pigrug-2017-2030.

Además, en este caso, el derecho de participación está vinculado absolutamente con la tarea de protección del medio ambiente y el derecho a la salud y a la integridad física propia y de sus hijas e hijos. Así lo ha entendido el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en diferentes sentencias posteriores a la esgrimida por la DFG de 1995 (sentencia de 10 de noviembre de 2004 y la sentencia de 10 de enero de 2012, caso Di Sarno contra Italia) que, refiriéndose a la gestión de residuos, exige que los ciudadanos puedan recibir información suficiente para evaluar el daño al que se exponen. Este derecho de la ciudadanía de acceso a la información ambiental se vincula al derecho al respeto de la vida privada.

En ese mismo sentido, el artículo 37 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (publicada en el DOUE de 30 de marzo de 2010) consagra el derecho a la protección del medio ambiente como derecho fundamental.

Entendemos que la iniciativa ejercida por GURASOS trasciende claramente la mera participación administrativa y es encuadrable en una auténtica participación política y directa, que afecta sin duda a los derechos fundamentales y que la Diputación Foral ha perdido la oportunidad de engancharse a los nuevos tiempos que marcan los textos legales y sentencias europeas, anclándose en una visión reduccionista del derecho de participación ciudadana que además se separa de la propia regulación foral que pretendió acertadamente ampliar.

LA SOCIEDAD TENDRÁ LA ULTIMA PALABRA Y EL ACUERDO VA A SER LA SOLUCIÓN

No nos cansaremos de recordarlo, digan lo que digan, se pongan como se pongan es NUESTRO derecho, es un DERECHO HUMANO, reconocido por los tratados internacionales, a PARTICIPAR DIRECTAMENTE EN LOS ASUNTOS PÚBLICOS (Política de gestión de residuos) y lo vamos a ejercer. Vamos a participar en la decisión. Y esta será consensuada. Tiempo al tiempo.

En ese sentido GURASOS anuncia las líneas de actuación de los próximos meses que dará a conocer públicamente en los próximos días.

Se trata de dos iniciativas sociales de calado, imaginativas y novedosas que a su entender van a permitir desbloquear la situación y alcanzar el objetivo de lograr una solución acordada para la gestión de los residuos.

Una de ellas precisamente, denominada HITZA-HARTU va a consistir precisamente en la puesta en práctica de un proceso de participación sin precedentes, organizado desde la sociedad civil.

Advertisements

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s